Azucar, Papa y las maneras de tener una sonrisa Triste: Precios Altos

El mercado del frente de mi casa, aquel de robos continuos y sonidos chicha, estaba lejos de mi vista desde mucho tiempo, desde la mirada que con Zalchipapa le dabamos no podiamos divisar mucho sino señoras preocupadas por el menú diario y chismes de periodicos politicos. Con él siempre sabiamos que nuestro precios estaba encima de nuestos pescuesos, un precio tal que nos lo estabamos jugando más de una vez sin haber caido aún, haber caido donde tengamos que sonreir.

Fui a comprar entonces, la papa 2.40, el arroz 2.80 y el azucar 2.10, todo habia subido desde que aquel sitio era la naves espacial de arboles y caramelos. Tanto tiempo que yo ya iba a cumplir 18 años y aún notaba que mi alegria estaba en los 11 como Ardillita lo dijo.

No alcanzo para comprar mi jugo de naranja pero si tuve para el pasaje del corredor donde la pared de G-3 me esperaba.

Toc, Toc!. Abrio la puerta, sonrio tristemente pero su alegria fue mia. Sabemos que abrazados todo es posible. Sabemos que mañana el precio del arroz, la papa y el azucar sera más caro.

Estoy feliz de tener una garantia como la tuya para afrontar esa crisis.

De naves espaciales y caramelos sabor a semaforos malogrados ya no vive el hombre.

Felizmente sigo siendo un niño. O no mamá

2 comentarios:

Hector dijo...

En el corredor de la pared de g3 encontratas mas jugos de naranjas de los que puedas imaginar... También tienes mi garantía de que así será!
Héctor!
Porque es muy poco de amor una vez por semana

vakitamaria dijo...

volaremos juntos hasta el infinito =)te kelo!!!!!
vakita y gonta