Ole, Ole, Ole, Ole: Bjôrk y la peor cronica


Increíbles y casi indescriptibles momentos los que viví este 13 de noviembre, increíble sentir aquella emoción de compartir con más de 5 mil almas aquel sentimiento que pocas veces se pudo sentir en nuestro país hasta ahora. Björk estuvo en Lima, Björk canto en Lima, Björk enamoro a Lima, Björk hizo nacer a Lima, Björk y tantas veces Björk.
A falta de palabras trato de remontarme a esos instantes, graficarlos y leerlos a la posteridad para asi apoyar mis sonrisas cuando recuerde lo que dio la diosa de Islandia aquel día en el Vértice del Mueso de la Nación -un local que no propicio pero un lugar donde se sintió cosas que en muchas fechas de sudamerica este espectaculo no vivió-. Recordemos.
7 de la noche y las puertas fueron abiertas, casi 200 personas me acompañaron desde temprano y entraríamos corriendo en busca de la mejor posición que mi entrada general me otorgaba, 2 horas de espera mientras que el local se llenaba y la hora pasaba,
9.01 en punto y se apagaron las luces para dar comienzo, la gente vibrando y más de uno no se lo podía creer (me incluyo) Lima la tenia, Lima estaba alli, Lima presenciaba uno de los conciertos más espectaculares de su historia...
La música comenzó a sonar y uno a uno los músicos con sus instrumentos salían al podio mientras que Björk Guðmundsdóttir entraba en escena para euforia de todos, era hora y Brennið Þið Vita sonaba para darnos la bienvenida seguida en el acto por Earth Intruders donde la gente comenzó a creer que esto era cierto y simplemente exploto con aplausos y gritos . Es imposible no dejar de revivir aquel momento cuando Hunter sonó y el publico coreo este genial tema, ver al publico como almas en aquel recinto oscuro, como la islandesa sonreía al ver tales muestras de afecto.
Le seguiría el debut de Cocoon en la gira latinoamericana (usando el reactible, innovador artefacto nunca antes visto en nuestra tierra) y Jóga, el primer corte que escuche de ella a principios del 2000 y por lo que la descubrí y enamore, un extasis total escuchar esos violines con esa voz angelical al frente mio, desde ese momento deje de contar los temas y me perdí en la euforia de una noche mágica.
Cabe recordar, con una especie de molestia y felicidad, cuando Desired constellation termino y ella nos pediría el favor de apagar las cámaras para ver nuestros rostros con lo que, ante un muestra casi inverosimil, la mayoría de asistentes accedería (salvo algunos pocos, que felizmente no molesto mucho a la artista). O también el trio de Army of me, Innocence y Bachelorette que seria la perfecta antesala para que, después de un par de temas, el bloque que empezaría con Wanderlust - casi lloro al escuchar mi favorita del Volta - pasando por Hyperballad -la más esperada sin lugar a dudas- y Pluto, hagan que la velada llegue a su climax.
Qué importo que muchas personas no hayan podido ver bien el espectaculo, que la acustica del local haya sido malisima y que el show haya sido algo pequeño a comparación de otras ciudades, Bjork estaba aqui y las ovaciones que se daban hacian que olvide estos problemas y me entregue al "ole ole ole ole !Björk, Björk!", la gente pedia más y ella nos regalaria The Anchor Song y Declare Independence, precedido de un masticado "!Viva la revolución!", con lo que se acabaria la fiesta.

Nada que decir, sé que es la peor crónica que hecho pero se que a sido uno de los mejores conciertos que asistido y eso para mi es suficiente.


Recuerda en tu habitación

Earth Intruders



Hunter



Declare Independence



2 comentarios:

Kalitroke dijo...

Fue de putamadre, popita. A mí me gustó bastante "Who is it?" fue como la más distinta dentro de todo el set.

OYE EL PUENTE EL VIERNES :!
chau.

p.jacobs dijo...

msi creditos por la foto popita tssss ,sus